¿No sabes cómo lavar las cortinas? Aquí te lo mostramos

cómo lavar las cortinas
Por todos es ya sabido que las cortinas son un elemento en la decoración totalmente fundamental para cualquier estancia de la vivienda, sobre todo en la cocina, el salón y los dormitorios. Estos elementos cumplen una tarea imprescindible: filtrar la luz solar y evitar que entre directamente dentro de la casa. Además, regulan la temperatura, tanto en verano como en invierno, siendo a la vez indispensables en el aspecto decorativo. Como no cabe duda de que pueden aportar mucha personalidad, hay que saber muy bien cómo lavar las cortinas para que luzcan siempre como el primer día.

Actualmente, la diversidad de cortinajes que hay en el mercado, constituidas por diversos tejidos, formas, tamaños y materiales hacen que haya que tener en cuenta multitud de factores a la hora de lavarlas. De esta manera, teniendo en cuenta los siguientes consejos, podrás disfrutar de las mejores prestaciones durante el mayor tiempo posible. ¡Presta atención!

Cómo lavar las cortinas sin estropear su color ni tejido

Antes que nada, lo primero que hay que hacer es echar un vistazo a las instrucciones de lavado de las cortinas ya que puede darse el caso que el fabricante haga indicaciones concretas. Ademá, en la etiqueta también encontrarás qué telas y materiales se han utilizado para la confección de la cortina, por lo que te será más fácil qué tipo de lavado hay que hacer.

Muchas veces, si no sabemos cómo lavar las cortinas, solemos llevarlas a la tintorería para quitarnos de problemas. Si por otro lado prefieres lavarlas en casa para que tengas el control de todo el proceso, lo mejor es lavarlas separándolas por colores para no llevarte un susto, ya que alguna puede desteñir y manchar a las demás.

Para empezar, cuando vayas a meter las cortinas en la lavadora, ten en cuenta que hay que elegir un programa para ropa delicada y que sea con agua templada o fría, nunca la utilices caliente porque podrían encoger y estropearse mucho. Por otra parte, olvida el centrifugado y si la cortina tiene alguna mancha, trátala antes de iniciar el lavado.

Si las cortinas son muy grandes y no caben en la lavadora, prueba a lavarlas en la bañera, enjuagándolas a mano. Después de terminar todo el proceso, cuélgalas bien estiradas para que no quede ninguna arruga.

En Cortina Boutique tendrás la información necesaria del amplio catálogo de cortinas que tenemos en nuestra tienda. No dudes en consultarnos cualquier duda, te atenderemos encantados.

Fuente: interiorismos 

Imagen: interiorismos 

Follow on Bloglovin