Tips básicos para elegir una cortina

Si te has propuesto dotar a tu hogar de una nueva atmósfera, cambiando la decoración del mismo, no debes olvidarte de elegir una cortina perfecta. Se trata de un elemento capaz de darle un nuevo aire a cualquier estancia, por tanto hay que prestarle bastante atención. Te ayudamos en la tarea con una serie de consejos básicos que debes tener en cuenta a la hora de escoger la cortina que mejor se adapte a ti.

elegir una cortinaEl primer paso antes de elegir una cortina es analizar la forma que tiene la ventana que va a ser cubierta por ella, además de la iluminación de la habitación. Si la estancia es muy luminosa, opta por cortinas más tupidas; por el contrario, si entra poca luz natural, la mejor opción será tejidos más finos.

Calcular los metros de tela necesarios para la confección de una cortina es otro punto clave. Primero hay que medir la ventana para conocer sus dimensiones. Posteriormente, se le añade 30 centímetros de ancho a la ventana y después se multiplica por 2, 2,5 o 3, según el frunce que se desee conseguir.

Con respecto al largo, depende del gusto de cada persona así como de las tendencias que imperan en cada temporada.

Otro aspecto fundamental cuando vamos a elegir una cortina es el tejido de la misma. Es muy importante fijarse en que éste sea “antipilling”, es decir, que no aparezcan las tan molestas y antiestéticas bolas. Asimismo, cada tejido tiene sus propias cualidades, las cuales hay que conocer para decidir el que mejor se ajusta a las características de nuestra casa.

Una vez que ya se han superado los pasos anteriores tan sólo quedan dos cuestiones pendientes, ¿cómo lo combino y cómo cuelgo las cortinas? En cuanto a la combinación, te animamos a arriesgar y probar nuevas ideas. Cuanto más grande sea el ventanal más juego te dará. No hay que olvidar que cuanto más vistas una ventana más protagonismo le darás.

El último paso consiste en colgar nuestras cortinas. Para ello existen dos posibilidades. Por un lado las tradicionales barras y, por otro, los rieles. La primera alternativa es la más común y suelen ir acompañadas de trabillas o anillas. Por su parte, los rieles aportan sencillez aunque son menos estéticos. Aun así, en el libro de los gustos no hay nada escrito.

Esperamos que estos tips te ayuden a la hora de elegir una cortina.

Follow on Bloglovin